Me acompañan

5 jul. 2015

Bolso de playa


Llegó el verano... y de que manera¡¡¡ 




Cuando el calor aprieta lo mejor es estar a remojo, no importa donde...en la playa, la piscina, el río o debajo de la ducha.

Yo, preparándome para el verano acabo de terminar este modelo de capazo confeccionado con tela de rejilla.  La rejilla tiene la ventaja de no traer nunca la arena de la playa a casa. 



Para decorar el capazo utilicé unas banderolas que fui uniendo capiculadas y luego cosí alrededor del capazo.


Le puse cuatro arandelas de las que se colocan a presión


Y una cremallera de doble carro en medio de dos tiras de tela de lo más marinero.  Así siempre puede ir cerrado.








Lo más difícil fue encontrar cuerda de algodón gruesa para las asas (esta es de 2,5cm).  La localicé en una cordelería, y no fue nada fácil encontrar una cordelería... Es una pena, pero cada vez quedan menos tiendas especializadas.

El nudo va por dentro... sino no podría cerrar la cremallera (No me dí cuenta de ello hasta que ya estaba hecho)





Y como complemento le hice también de rejilla un bolso/neceser para llevar la crema solar, el peine, el abanico...

Va unido al capazo mediante una cinta con mosquetón, así siempre lo tienes a mano y no se te pierde por el fondo del capazo.




Por la parte exterior le hice un bolsillo transparente rematado con cinta marinera y le cosí una aplicación.

 

Como a mí me gustaba grande (cabe lo poco y lo mucho), estas fueron mis medidas:

Base capazo:              15 x 50 cm
Altura:                   45 cm
Parte superior:           60 cm

Ya solo me falta ir a darme un buen remojón, que es lo único que me pide el cuerpo con estos calores...

y si además encuentras así la playa...que más se puede pedir¡¡¡



Os deseo una feliz semana y os espero de nuevo entre mis telas.  

Rosa