Me acompañan

28 abr. 2016

Neceser ovalado y Neceser redondo





Cielos¡¡¡¡¡¡¡¡ 

¿Como puede pasar tan deprisa el tiempo?  Acabo de darme cuenta que hace ya casi un mes que no entraba por aquí... he estado bastante liada últimamente, pero voy a tener que aprender a hacer huecos (aún más).

Para compensar, voy a hacer un pequeño tutorial...

Tenía yo ganas de hacer un neceser redondo u ovalado, y tras buscar referencias en la red, encontré en el blog de Mª Cristina Desde mi altillo las indicaciones perfectamente explicadas.  Gracias, Mª Cristina.

Empecé realizando un patrón para la tapa, sobre el cual corté la tela de lunares roja junto con la guata y acolché.  Esta operación la realicé dos ves para obtener una pieza para la base y otra para la tapa.


Le cosí una tira de 4 x 15 cm  de la tela de corazones para el asa


Con el mismo patrón, corté y preparé también dos piezas de la tela de lunares a modo de forro para la tapa y la base del neceser.  La de la tapa la cosí enfrentando las telas derecho con derecho dejando una apertura para girar que posteriormente cerré a puntada escondida, y la pieza de la base la reservé. 



Para el cuerpo del neceser corté una pieza de 80 x 16 cm de tela de corazones, tela de forro y guata.  Acolché también la tela de corazones con la guata.



Realizé un corte de 3,5 cm a lo largo de todo el cuerpo del neceser, e igualmente en el forro.





Y monté las dos partes de la cremallera.  Acostumbro a trabajar con cremalleras por metros con lo que puedo trabajar con las dos partes de la cremallera por separado montando el carro una vez están ya cosidas.




Este sería el momento de  colocar bolsillos interiores, pero como estaba de pruebas, lo dejé para otra ocasión. Uní las dos partes del cuerpo del neceser formando un tubo y coloqué un bies que tapara la costura.  Seguidamente monté el tubo del cuerpo alrededor de la base y cosí todo alrededor.


Coloqué entonces la pieza reservada para forro de la base a puntada escondida tapando la costura realizada al unir la base con el cuerpo del neceser.  


Preparé una pieza acolchadita de 8 x 10 cm para la bisagra.


Y  cosí esta pieza uniendo el cuerpo y la tapa del neceser en el punto de inicio y final de la cremallera




Como me sobró tela, decidí seguir trabajando la técnica, pero esta vez con un neceser redondo.



La técnica ha sido la misma.  Saque el patrón con la medida de un tazón del desayuno, y la única diferencia es que rematé los extremos de todas las piezas con un bies en el borde.












Ha sido mi primera experiencia, pero seguro que no será la última.

Espero que os haya gustado y os deseo una muy feliz semana mientras sigo por aquí liada entre mis telas.