Me acompañan

17 feb. 2014

Cesto de cuerda

  Hoy quiero enseñaros una forma divertida de aprovechar esos pequeños retales de tela que nos van sobrando y que a veces no sabemos que hacer con ellos.

  Pues bien, cortados a tiras, yo me he dedicado a forrar un rollo de cuerda de tender la ropa pegándolos con un poco de silicona.




Una vez forrada la cuerda, se trata de ir doblándola sobre sí misma y sujetar las diferentes vueltas con unas puntadas (mejor que sea con hilo doble)


 Así fué quedando la base


 Así se veía por dentro


Y así quedó finalmente mi cestito.





Espero que os haya gustado y sobre todo... que tengais una muy buena semana¡